ROSQUILLETA en Barcelona

viernes, abril 13, 2007

Meme ventana


Continuando con las historias estas blogeras de los memes (no se de donde viene esa palabra) proponían que sacáramos una foto de la vista desde nuestro curro a nuestra casa. Pues bien, yo curro en un semisótano, así que mi vista está al ras del suelo. Eso me beneficiaría si pasaran señoritas con faldas muy cortas pegadas a la ventana, pero ni aun así, ya que mi mesa esta de espaldas a la ventana, total, que solo veo la luz cunado me doy la vuelta…
En cualquier caso, esta es la vista.

Y como no, os muestro de mi mesa de curro. Espero que apreciéis en la foto mi súper taza de las infusiones (medio litro…) y al lado, mi calabaza de mate… soy un adicto a las hierbas (bueno que mal suena esto…).

Que estaré fuera el puente, me voy de campamento, pero eso me da la oportunidad de que cuando vuelva os cuente historias sobre mi grupo scout, y como convences a un niño de que puede correr mas deprisa por que tiene zapatillas nuevas, o que si las patatas fritas están muy saladas, solo hay que soplar para quitar un poco la sal…(¿?). los niños se lo cree casi todo.

Un abrazo y feliz puente!

11 comentarios:

Scarlett dijo...

¡¡Pedazo de taza!! Así que te gustan las hierbas eh... por lo menos, a pesar de ser un semisótano, ves un par de arbolicos.
¿Puente? ¿qué puente?

Groucho dijo...

Pues yo desde mi ventana no veo nada. Quizá sea porque la persiana está bajada... Sí, va a ser eso. Pero da igual, porque detrás hay un muro.

Gracias por sus buenos deseos, señor Rosquilleta. Nos vemos el diez de mayo en Madrid, si usted quiere, gane o no.

Quique dijo...

Me han gustado los ultimos comentarios acerca de como hacer ver a un niño que puede correr mas con zapatillas nuevas o el desalar las patatas fritas...

En cierta manera, mi querido Rosquilleta, usted (sin saberlo o no) lo ha conseguido. Ha logrado ser "El Guardian entre el Centeno".

No sabe lo que le envidio.

EL HISPANO dijo...

a mi no me gusta esto de los memes, pero en este caso lo tengo facil... mis fotos serian iguales, solo que la mesa es otra... jajjajaaja.

un abrazo

El Responsable dijo...

Y yo algo similar a Groucho, curro en un polígono industrial y las vistas (muy escasas) son otras fábricas o almacenes.
No saco fotos porque no dejan usar móviles, todo son pegas.

rosquilleta dijo...

saludos a todos,
pues si, estas son mis vistas, y la mesa donde estoy sentado ahora mismo. bebiendo un te en esa taza y contestado a mi blog...
un abrazo

Rebe dijo...

He leido por ahí ''El guardián entre el centeno'', ese libro lo tengo que leer para dentro de poquito pero en valenciano....me da cosilla empezar los libros sin ninguna referencia, es recomendable??
Por cierto me lo he pasado genial en el campamento! me he reido muchisimo, sobretodo con la ''crema de champiñones'' de la primera noche...viste la cara de los niños cuando les pusimos el plato??? era digna de foto... jajaja leeré tu proxima actualización.
besos!

rosquilleta dijo...

hola rebe un placer verte por aquí.
ya colgé las fotos, están aquí:

http://www.flickr.com/photos/17661535@N00/

espero que os gusten.
y si, la próxima actualización evidentemente será sobre el campamento...

Quique dijo...

"El Guardian entre el Centeno" es posiblemente uno de los mejores libros que he leido en mi vida.

Algunos lo encontraran simple, ralo, incluso algo ñoño. Pero, el gusto es como los culos: todos tenemos y consideramos que es el mejor. Mi consejo es que lo leais

A leer a Salinger!!

Ohdiosa dijo...

me encanta eso de que vivas rodeado de post-it yo soy igual jaja!! y bueno lo de la taza es la caña!! yo tambien deje en mi flickr una foto de mis tazas...tengo una bien grande para los tes y las infusiones, yo tambien soy "una hierbas"...todo por culpa de mi madre que tiene un armario en la cocina lleno de botes y frascos con hierbas...si yo te contara jajaja!!!

rosquilleta dijo...

lo recuerdo hodiosa.
cuando vi tus tazas, también me hizo mucha gracia. y los pos-it... pues debido a mi mala memória... soy un desastre, pero este inventillo me salva la vida.
como dicen los abuelos, mas vale un lapiz corto que una larga memória.