ROSQUILLETA en Barcelona

jueves, junio 14, 2007

Juanjo San Sebastian, Alberto Iñurrategui y Unai Basurko.

(Antes de nada, debéis perdonarme por mi desorden a la hora de contar las cosas, no soy periodista, y esto hace que no lo cuente tan bien)

Me parece increíble. Y me resulta muy complicado el explicar el porque. Creo que aún no he asimilado las conclusiones, así que solo os contaré tal y como fue.


“Increíble… La verdad que no se por donde empezar, por que estar hay para vivirlo, aunque como dicen ellos, solo les puede entender alguien que haya estado en el Himalaya…

Fuimos mi compañero de mendiak (fito) y yo a la charla

Comencemos por el principio… Bueno, antes explicar que este post será un poco largo, pero es que lo encuentro necesario.
¿Quien son? Alberto Iñurrategui, ha subido los 14 ocho miles del planeta. Solo hay dos personas en España que lo hayan conseguido, él y Juanito Orbaizabal. En el mundo solo hay 10 personas que han subido los 14 ocho miles. ¡¡10 personas!!

Bueno… Unai Basurko, hace regatas en solitario, dando la vuelta al mundo. Y creo que tiene lo suyo también estar en mitad del océano atlántico, solo, con tu barquito…

Y por último, y para mí, el más apreciado, Juanjo San-Sebastian, escritor del libro que ayer me firmo. Una leyenda Vasca de la montaña y del himalayismo. Una maravillosa persona.
(firmado por mi hermana, y por Juanjo)
No voy a contaros toda el audiovisual (tampoco me acuerdo…), así que contaré lo más simbólico, al menos, para mi.

En la presentación, Juanjo, presentó a Alberto, como que lo que menos decía de él, eran los 14 ocho miles que había subido, y lo que más, su calidad como persona. Para mi, me pareció increíble. Y era cierto. Era uno de los tíos más humildes que he conocido. Y me parecía increíble, que una persona que podía mirar al resto por encima del hombro, no lo hacía.

Después de subir los 14, subió dos montañas más de casi 8000 metros, que solo le faltaban 25 y 60 metros para llegar a 8000. Luego se fue a la Patagónia, a escalar montañas de 3000 metros. Ahora ya no quiere subir montañas tan altas, aunque repetiría algunas.
Alberto decía que le daba igual si sus dos hijos hacían montañismo o no. Solo quería enseñarles valores como persona.

Era una persona tranquila. No quería dejar margen a error y por eso entrenaba antes de subir a una montaña (antes se decía de broma que entrenar, era hacer trampas, pero se decía. Afortunadamente las cosas están cambiando).

En uno de los ocho miles, perdió a su hermano. Con él, había empezado la aventura, pero tubo que terminarla sin él…

Cuando nos acercamos ha hacernos las fotos, eran unas personas geniales. Y personas que te miran a los ojos.”

(De izquierda a derecha: Rosquilleta, Juanjo, Alberto, Fito )

(con Unai)
Tengo una conclusión clara, y es que la montaña es un lugar maravilloso para aprender y para conocerse a si mismo. Otra cosa es que la gente encuentre otro camino para llegar a ser mejores personas, pero lo que si tengo claro, es que la montaña, es de los mejores.
Otra cosa que he concluido, es que no quiero subir un ocho mil.

Lo siento, otro día hablaré sobre el libro. No puedo contarlo todo junto.
Un abrazote
.

8 comentarios:

jasanezina dijo...

Ombreee vasko tenia ke ser, klaro

esta! xD!

El Juanito esta ahora en la isla

de los famosos no?

Pues anda ke de subir los otxo

miles a estar kon la rakel borro y

la Rebekam en una isla

desierta...kasi ke me kedo kon la

montaña.

rosquilleta dijo...

bueno, bueno... por favor, si pensais en un montañero, no penseis en juanito orbaizabal en la isla de los famosos con raquel bollo... mejor pensar en Juanito orbaizabal, en sus tiempos de alfilo de lo imposible...

un besazo

Quique dijo...

Soy un fanático de "Al filo de lo Imposible" y de hecho tengo algunos DVDs bastante interesantes.

A decir verdad, ante gente como Alberto, Juanito y demas "sobrehumanos" solo puedo mostrar mi mas humilde y sincera admiración y respeto.

Esta gente ha estado mas cerca de las estrellas que ninguno de nosotros lo estará nunca...

Samsara dijo...

Se te ve emocionado y contentísimo. Me alegro un montón. Algún día tendrás que explicar el por qué nunca subirías un ocho mil. Personalmente, me encantaría la experiencia pero además de tener que estar muy preparado físicamente, supongo que mi vértigo tampoco me lo permitiría.

Muassssssssss

rosquilleta dijo...

Quique, que sea la última vez que no te vienes a una charla de este tipo. y el libro, cuando quieras te lo presto y vas a flipar...

Alberto es un tío genial...

un abrazote.

P.D.: Tengo un mono de montaña... que no se si me voy a poder aguantar hasta verano.

rosquilleta dijo...

la verdad es que si samsara. Estos días me ha costado poder pensar en otra cosa que no sea en montaña y en esta gente. me parece algo alucinante, y por desgracia no puedo controlar mis emociones (me cuesta dormir, le doy la paliza a todo el mundo de mi alrededor sobre la charla, ...)

y la razón por la que actualmente no quiera subir un ocho mil (independientemente de que no tenga la posibilidad, ni las condiciones, ni nada) es por varias razones:
- el desgaste físico lo veo excesivo. de verdad, yo no sabía hasta que extremo llega. Creo que no hay nada igual.
- Hay posibilidades de no volver. Y aprecio mucho (tal vez, demasiado) mi vida.
- y Alberto, uno de los montañeros, dijo que ahora se dedicaba a subir 3000 miles. haces muy buena montaña, te ahorras los dos meses en campo base y puedes disfrutar muchísimo.

Basicamente me convenció este último argumento.
un besazo y espero que todo te mejore.

Federico Agustín dijo...

hola podrias decirme el nombre del documental de al filo en el que juanjo pierde los dedos

Federico Agustín dijo...

es que lo ando buscando desde hace 2 años y no lo encuentro soy de argentina saludos y muchas gracias