ROSQUILLETA en Barcelona

lunes, julio 09, 2007

Metrallas



Cuando era un gamberrete…

Bueno, no es la mejor manera de comenzar un post.

Cuando era unos, bueno, muchos años más joven conocí al medallas. Haber… para explicar quien era y es el medallas, haría falta llamar a Quique, y seguro que en este post algo dirá… pero como este es mi blog. Me ha tocado a mí hacerlo.

Lo vi esta tarde. Estaba cerrando su tienda de rol. Si tengo la oportunidad, os pondré la dirección para hacerle un poco de promoción.
Y estaba igual que siempre. Creo que todo el mundo debería, al menos una vez en la vida, tener un colega como el medallas…

Las tardes en natra, sin hacer nada, bueno… casi nada. Todo el día de charreta y de risas.

Recuerdo que en invierno venía con su súper chaquetón. Un chaquetón Niké súper chulo.

Batería de un grupo, y tubo su momento de gloria como cantante en el grupo CODEX (creo que se llamaba). Un día me dijo que le gustaba la música que hacía, por que es genial ver tocar a un colega. Y que te diga eso un músico, la verdad es que mola.

Aun recuerdo esas acampadas… Increíble. No se por donde empezar. ¿Por los mandingorras? ¿por las torras de chulles? ¿Por las noches alrededor del fuego? O por el inolvidable baile de Martín (Lastima que se perdiera el video). Mejor esas acampadas, que se queden allí, donde están, en nuestros recuerdos.

O también la rallada de decidir un miércoles por la noche, que el jueves nos íbamos a un “torneo” de rol hasta Asturias. Allí nos fuimos con su eterno megán coupe amarillo.

Pues eso, que me alegre mucho de verte, medallas y encima me dices que habías entrado en mi blog!! Jajjaajjaja.

Y ahora si, te dije que hoy, ahora hablaría de ti.
Un abrazote.
Haber si nos vemos

P.D.: Fotografia gentileza de Javi. Gracias tío por estar siempre alerta.

7 comentarios:

alberto dijo...

Qué tiempos. Recuerdo con cariño la acampada de Mira, por dos razones:

1. porque creo que es la única a la que he ido, jejeje

2. porque creo que fue donde se hizo la primera mandingorra

También es cierto que siempre que voy de acampada me paso todo el puto día durmiendo, así que a lo mejor no he acertado en el punto 2.

Por cierto Juan que no me has dicho si tomas el mate dulce o amargo... es pura curiosidad...

rosquilleta dijo...

Jejeje, el mate lo tomo dulce... y la marca que uso es: Romance.

Y aquí soy Rosquilleta, no Juan.

Un abrazote.

Quique dijo...

Medallas...

Tuve la inmensa suerte de cenar con él (entre otra "gentuza" de mi mas tierna adolescencia) hace unas semanas. Hacia la tira de años (textualmente) que no hablabamos ni nos veiamos.

Y fue curioso y a la ver reconfortante, reunirse con una gente con la que aparentemente no tienes nada que ver...y empezar a charrar sin parar de las cosas mas intrascendentes que te han pasado. Y notar como te vuelves a reir como hacia mucho tiempo que no te reias...como si todos esos años de espera no hubieran sido sino unas horas...y todos tuvieramos 15-16 años "again". Mecaguen la puta nostalgia...!!!

Es cuando sabes que esa "gentuza" a la que apenas ves y con la que ya apenas hablas, entre la que Medallas se encuentra, son tus jodidos "amigos" y que el significado de esa palabra es totalmente diferente a lo que tu creias que era. A esa "gentuza" la quieres y aprecias con locura, ha sido parte de tu vida y lo será para siempre (por mucho que te joda) y por mucha nueva "gentuza" que vayas conociendo yo no cambiaría a mi querida "escoria mislatera" por todo el oro del mundo.

Medallas es un HIJO DE PUTA, y el lo sabe...pero es NUESTRO HIJO DE PUTA.

PD. Todavía me acuerdo de una noche en Natra en la que tuve a bien contar uno de mis chistes "infalibles" (de esos que sabes que todo el mundo va a partirse el ojal durante mucho tiempo) justo antes de subirme a casa...creo que fue el del "Casino y el Adivino"...las risas de Medallas y sus "torrentes" de lágrimas es uno de los mejores recuerdos que tengo.

rosquilleta dijo...

Gracias Quique...

es un crak.

alberto dijo...

Perdon rosquilleta... es la costumbre.

Así que dulce. Bueno, igual nos tomamos unos mates cuando esté por allá.

Parece que ya sí que me dan la residencia...

rosquilleta dijo...

joder me alegro un montón.

seguro que nos los tomamos.
abrazotes a los tres... jeje.

Recaredo dijo...

Buenas,

Creo que no había escrito en este blog, aunque si lo leo a menudo.

La verdad es que corroboro punto por punto todo lo que dice Quique, aunque no tengo su capacidad narrativa.

La verdad es que lo de la cena fue curioso. Parece mentira que hayan pasado tantísimos años y estuviesemos todos ahí, como si hiciera unas horas que nos habíamos visto la última vez. Acojonante.

Y sí, el Medallas es un personaje del que se podría escribir mucho. Mucho, mucho... De hecho ya se le ha mencionado en varias ocasiones en mi blog, por gentiliza de Quique, y en el del Ministro del Pisto...