ROSQUILLETA en Barcelona

jueves, abril 10, 2008

Correr por palma

Ayer me fui a correr por el paseo. El paseo de palma es genial. Me encanta.


Cuando acabé de estudiar en la biblio, con toda esa gente súper snob, cuando estaba con el coco súper saturado de tanto estudiar. Cansado del día que había tenido…
Entonces decidí irme a correr.

A tres minutos de mi casa, está el paseo marítimo. Es un sitio mágico. Recuerdo cuando laki habló de la magia. Hay momentos y lugares mágicos. Y sabéis? El paso, por la noche, y solo por la noche… lo es…

Me encantó correr por allí. Oír las olas del mar. Mirar al mar. Es enorme. Inmenso.

me encantaría que disfrutarías de vuestros momentos mágicos. Leí el momento mágico de Scarlett cuando conoció un anciano y escucho sus historias.

Están en todos los sitios…
Mantener los ojos y los oídos bien abiertos lobatos…

Calidos abrazos para todos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ERASE UNA VEZ UNA ROSQUILLETA, UN POEMA, UN 7A Y UN SUCEDANEO DE PROFESOR. QUEDARON UN RATICO EN PALMA, Y ENTRE XORRICO Y XORRICO CONOCIERON A UNA REPRESENTANTE DE HUMORISTAS. SIN QUERERLO NI BUSCARLO, SOLAMENTE POR LA BUENA COMPAÑÍA, CREYERON Q PALMA ERA GENIAL: SU PASEO MARÍTIMO, SUS BIBLIOTECAS DE SNOB, EL INSTITUTO DE DELINCUENTES, EL TRABAJO EN EL AEROPUERTO, EL CENAR EN UN QUINTO SI ASCENSOR...
ESTE CUENTO SEGURO Q ACABA BIEN, NO SE, TENGO ESTA IMPRESIÓN.
A VER SI PUEDE SER Y LO Q UNIÓ PALMA NO LO SEPAREN LAS MUJERES!!!
UN ABRAZO PARA LA REPRESENTANTE Y... UN BESO PARA EL RESTO!!!XUS

gracy dijo...

olaaa

me gusto tu post!!
^^

sigue asi roski!!^^

Anónimo dijo...

Supongo que estaras de acuerdo conmigo: El momento y el lugar mas magico que existe son aquellos que compartes con tu pareja, y mas si como nos pasa a los dos estas lejos de ella. Un abrazo desde Burjassot
P.D.: Ya estoy en la bolsa de Barna!!!

Dieguillo dijo...

Corer por el paseo marítimo, que guay, jeje, que lo disfrutes. ;)

Un abrazo.

Scarlett dijo...

Los momentos mágicos son los que hacen que uno sonría en los peores momentos al acordarse de ellos, y tienes razón, están en todas partes, sólo hay que estar abierto a encontrarlos. A veces uno, con sólo ver a dos personas abrazandose ya se alegra, aunque ese momento mágico no sea suyo