ROSQUILLETA en Barcelona

viernes, febrero 02, 2007

El espadachín

Hoy me gustaría regalaros otro cuento.
Es uno de mis preferidos. Y primero os contaré por que conozco tantos. Pero es un secreto, shissss…
El secreto está en los scouts. La última etapa de educando en los scouts consta desde los 16-17 hasta los 21. cuando terminas los 21 años, si tus monitores han sido buenos (y tu has hecho tu deberes…) eres lo que yo llamo, una buena persona. Alguien en quien se puede confiar, alguien que ha minimizado sus miedos, alguien dispuesto a ayudar al mas débil y sobre todo, alguien que no duda.
Bueno, evidentemente, no se trata de que nunca te equivoques, solo pretendemos que tiendas a no equivocarte.
Ok, si alguien tiene alguna duda, ya sabéis, al final, en los comentarios.

Pues mi entrenamiento, constaba, en una gran parte de cuentos.
El cuento que os cuento ahora es mi preferido, el cuento he contado infinidad de veces, de fiesta con mis amigos, a mis niños del los scouts, a una persona que lo necesitaba,…
Y habla precisamente de eso, de la duda. No dudéis amigos.

El espadachín

Hace muchas lunas, en una ciudad del centro de Europa, vivía un espadachín. Se había dedicado a eso toda su vida. Era uno de los mejores (si no el mejor) duelista del condado. Tal vez de todo el reino.
Un físico espectacular, una mente limpia y pura, y una gran sonrisa, lo hacían diferenciarse del resto de normales.
Al día siguiente, como otro cualquiera, tenía un combate. Un combate como cualquiera que había realizado durante su carrera.
Aunque confiaba notablemente en sus habilidades y su técnica, jamás corría riesgos en lo que respecta a su profesión. Meticuloso hasta el último detalle, la noche anterior se acostó temprano.
Con las primeras luces del alba se despertó. Realizo unos ejercicios para hacer despertar sus músculos. Tomó un desayuno liviano. Se vistió con sumo cuidado, tal y como le había enseñado su maestro y partió temprano hacia su cita.
El lugar era un verde prado cercano a un río de aguas cristalinas. En esas mismas aguas refresco su rostro y realizo unos ejercicios técnicos y sus correspondientes calentamientos.
En breve llego al lugar su contrincante. Uno como otro cualquiera. Su mente se mantenía en calma total. Dispusieron las armas. Saludaron, y justo antes de comenzar, el mejor duelista de todo el condado y uno de los mejores del reino, dudo:
- ¿y si me cortaran la cabeza?

Al instante su cabeza fue rebanada y rodaba por el verde césped.

Espero que tengáis un buen fin de semana.

12 comentarios:

EL HISPANO dijo...

menudo fin de semana, pensado que me van a rebanar la cabeza!!!

pero el cuento me he encantado. esta clase de cuentos me molan un monton.

buen finde tio.

rosquilleta dijo...

gracias hispano.
fue un placer.
buen finde.

Scarlett dijo...

Con moraleja y todo, muy bonito, me ha gustado mucho.
Feliz finde a ti también, yo lo pasaré estudiando en su mayoría
Un beso

Joana dijo...

Siempre he dicho que hay que tener cuidado con lo que se piensa y sobretodo con lo que se desea.

Las dudas no son buenas comapañeras aunque a veces sea difícil dispersarlas.

Saludos.

Quique dijo...

Respuesta al acertijo:

"Esta claro que uno de los duelistas se había tirado a la tía y el otro no. Por eso uno estaba triste, lleno de dudas y le rebanan la cabeza y el otro está feliz, henchido de gloria y preparado para rebanar lo que se ponga por delante".

Todo, todo, todo, tiene una explicación similar en esta vida.

Ohdiosa dijo...

jaja...madre mía lo que me faltaba hoy...despues de cinco horas de clase de heráldica y seis de ayer de emblemática...veo espadas por todas partes jaja...bueno si...esto...y si en lugar de eso hubiese pensado..."montañas de nesquik"??? ¿acaso una tonelada de nesquik lo habría sepultado??

oh! creo que estoy delirando aaaaahhhh!

Paula dijo...

Hace cinco años alguien me regalo unos cuantos cuentos,entre ellos,este.Iba a ser una noche larga.......


Eras tu.

Me encanta ese cuento.

malevolia dijo...

joooooo roñaaaaaa ñaaaa te has pasado con el cuentecillo!!

erotika dijo...

Otro cuento, similar y real
Una ágil escaladora sin miedo a enfrentarse al reto de subir por la roca a pelo se cae.
Hasta ese momento su valentía y decisión le habían llevado a escalar paredes con dificultades técnicas de un 7a, mientras su perrillo se quedaba abajo mirando cabreao ;)
Cuando vuelve a escalar, después del correspondiente arreglo físico :(( sube siempre pensando en llegar cuanto antes al seguro para evitar caer demasiado...
ya no es la misma
ya no es lo mismo
y abandona antes de que le corten la cabeza consciente que atraerá su propia suerte.
Y así las experiencias de la vida nos van limitando,
Besos Rosquilleta, no siempre somos como nos gustaría ser :)))

Betote dijo...

Lo bueno de los duelos a muerte es que uno siempre puede presumir de haber ganado todos los que ha librado.

Saludete.

gxt dijo...

Hay que tener cuidado con lo que se piensa e intentar no dudar, aunque a veces las circunstancias nos lleven a ello.

Me ha gustado mucho el cuento.

un abrazo

rosquilleta dijo...

me alegro muchísimo de que os gustara el cuento.
n otengo tiempo para contestaros a todos, pero gracias, muchas gracias.
es que ando super liado.
un besazo fuertote