ROSQUILLETA en Barcelona

jueves, noviembre 22, 2007

No Descuides

“Ojala que la luna pueda salir sin ti…”
Silvio escribe una combinación de palabras, junto con una música, que se convierten en algo mágico. Las ideas no están en ningún sitio. Solo tienes que cogerlas. Solo tienes que escribirlas.

Esta mañana tenía que coger el metro. La verdad, como vivo en las afueras de Valencia, y voy andando al curro, hacía un montón que no lo cogía.
Y por la mañana he flipao… Liebre coge el metro todos los días, y eso hace que cuente unas magnificas historias. No me extraña, pues en el metro puedes encontrar de todo. Y ojo, me encanta. Puedes aprender un montón.
Como no sabía los horarios, he llegado 40 minutos antes (no quería llegar tarde), y he entrado en un garito a tomar un café.
Parecía una cafetería bastante “pijita”, en el centro de Valencia. Así que como me gustan los capuchinos bien hechos, decidí por pedir uno, ya que seguro que estaría de vicio.
El capuchino estaba que flipas. Te lo sirven en una copa increíble, súper-modernita. Te pone un sobre de azúcar blanco, pero en la mesa tienes azúcar moreno y sacarina. Además te acompañan el café con una microscópica pastillita de chocolate (que está que te mueres), para comer mientras disfrutas tu café (supongo que es para eso).
Me lo tomé tranquilamente. Jeje. Ya me imaginaba que todas esas tonterías no debían ser gratis.
Entró una mujer mayor y le dijo lo de siempre. El camarero comenzó a preparárselo. Otro súper café…

Llego un tipo de mi edad, con su novia ultra perfilada. Él con un maletín de cuero y una chaqueta al más puro estilo de abogado. Ella con un abrigo rosa, pijo de narices… Estaban discutiendo. Ella decía que no le escuchaba lo suficiente o cosas así, y bueno, más historietas…

Tuve tiempo de pensar. El café me costó 3 euros. Un café que flipas.
Pero me alegro de no tomarlo allí todos los días…
Hay gente que si lo toma, y le gusta, o simplemente no le importa pagar eso por un café todos los días. Mi comida en la universidad vale 4 euros con cincuenta.

A la conclusión que llegué, es que esta vida podía ser muy cara o muy barata. Según como tú lo quieras plantear. Recuerdo el día que un amigo me dijo:
“la diferencia de si estas forrado o no, es que si estas forrado, si tu hijo nace sordo, podrás llevarlo a un medico que lo pueda operar, y tu hijo se integrará perfectamente. Pero si no tienes un duro, a tu hijo le costará más integrarse”. Creo que es un truco. No puedes luchar por estar forrado por si te pasa algo así. Tienes que luchar por ser feliz con lo que necesitas realmente.
Un abrazote.

14 comentarios:

alberto dijo...

Un apunte. Como dice mi señor padre:

"La buena vida es cara... luego hay otra más barata, pero eso ni es vida ni es nada" :)

¿3 euros por un café? Joder, como está el patio. No será en Starbucks, ¿no? Bueno, imagino que ahí te clavan más todavía.

El café aquí en EEUU es de traca. Para empezar todo dios bebe café de calcetín (que, salvo honrosas excepciones, es una puta mierda). Así que si quieres un café como toca, te tienes que ir al Starbucks de turno a que te claven 3 o 4 dólares por un maldito café con leche... Las ganas que tengo de hacerme un cafenet en algún bar de Mislata por un precio razonable, no son de este mundo.

Coincido contigo en lo del metro. Es muy interesante, aunque puede ser un poco peligroso. El otro día a mi padre (que forma más bonita de cerrar el círculo, fíjate) le sisaron la cartera en la estación de Nuevo Centro. El está bien, pero agarró un cabreo de tres pares...

Un abrazo

rosquilleta dijo...

bueno hombre... la expresión de tu padre es un poco dura...

creo que si es vida, la que no sea cara. Incluso, creo, que no depende de que sea cara o barata para tener una buena vida, siempre y cuando tengas lo que necesites.
creo que la buena vida se mide con otros parámetros que no sean el dinero.
si nos referimos por "buena vida" a la misma expresión, claro está.
Un abrazote y que disfrutes de tu pequeñaja, que dentro de nada la tienes metiendo yogur al portatil para darle de comer... jeje.

Adise dijo...

Bueno, te clavaron un poco con el café, pero merece la pena hacer cosas diferentes de vez en cuando. Aprendiste algo, ya sabes un lugar más donde no debes ir a menudo :P

Un besito.

rosquilleta dijo...

sin lugar a dudas Adise...
te aseguro que no me venrán allí por una buena temporada...
y me alegro por ello.
Un besazo

jasanezina dijo...

3 euros un kafe? ya podia estar bueno ya...ir alli todos los dias a tomar algo tiene ke ponerte el presupuesto por las nuves, no me extraña ke vieras a una pija kon un abrigo rosa y a un tio malentin inkluido,...uf! A mi la komida en la uni me sale 4.95, primero segundo y postre, y seguro ke esta tan buena komo el kafe ese (o mas!). Para ke veas ke si, esta konfirmao, la vida puede ser muy kara o muy barata, pero mi presupuesto solo me permite konocer komo es la vida muy barata (ya se sabe, la vida del estudiante...) Pero ademas, ke mas da el sitio, total en kualkier lado puedes enkontrarte kosas kuriosas y gente interesante aunke desde luego ke el metro da para mutxo xD!
Asik vas andando al trabajo? ke krack!

Scarlett dijo...

Jode que ganas de café me acaban de entrar... a las horas que son... ay... malo, malo jajaja
Buen post, y mejor moraleja, hay que saber vivir para ser feliz
Besitos!

Galahad dijo...

Depende de lo que entiendas por buena vida... Mis vacaciones con mochila al hombro recorriendo valles y montañas no las cambio por hotel 5 estrellas. La buena vida cara es la que nos venden los publicistas, que es muy distinta de la que realmente nos hace felices.

Dr. Banting dijo...

¿3 euros un cafe?

¿Y no estaba tocado de Therry?

En fin, que cosas...

Groucho Marx decía que la felicidad residía en esas "pequeñas cosas" del día a dia...y puso ejemplos: una pequeña mansión, un pequeño yate, una pequeña fortuna...

Conociendo al padre de Alberto, tiene que estar como para que se lo lleven los demonios!!! Hijos de puta!!!

Liebre dijo...

La moraleja es genial... lo malo es que la gente piensa que necesita cosas que no son realmente necesarias.

En cuanto a lo del café... pues una razón más para llevarme al curro mis sobrecitos de poleo-menta desde casa.

El metro es como la barriga de Doraemón... ahí hay un universo metido de cosas (y gente) muyyyy rara.

Abrazos

rosquilleta dijo...

Hola Jasanezina, Si es genial. Pero creo que es mas facil encontrar gente interesante en un concierto reagge, que en esta cafetería... Seguro que estas deacuerdo conmigo.

Un abrazote enorme.
Empieza el finde!!

rosquilleta dijo...

Scarlett, que no!!! que no puedes seguir tomando cantidades ingentes de cafe!!
mare mía, mare mía...

(viniendo de una grandísima periodista como tu, que te guste mi post, me alaga mucho!!)

un besazo

rosquilleta dijo...

Efectivamente Galahad, a eso me refería con buena vida.
Yo tampoco lo cambio...

rosquilleta dijo...

Estoy contigo señor BAnding... Hijos de puta!!

rosquilleta dijo...

JEejejjejeje, el metro es como doraemon!!!!
jajjjjajajaja, que bueno, que simil más bueno...

un abrazote liebre!!