ROSQUILLETA en Barcelona

jueves, noviembre 19, 2009

si nos lelleran la mente....

Hoy, en el rocódromo...

Cuando acabas, super sudado, apetece una barbaridad una duchita de agua caliente. El polideportivo tiene unas instalaciones un poco viejecitas y las duchas son tipo habitación. Esas grandes habitaciones con un montón de duchas en las paredes. Cuando entras, intentas elegir la más alejada a la persona que se esta duchando, claro. Es una norma no escrita. Lo mismo pasa en los urinarios...

Las duchas son de botón (como casi todos los polideportivos), y así consiguen que no dejes correr el agua si no estas, y que tengas que estar constantemente dándole al botoncito. Así no te empanas y no te das una ducha de hora y media (cosa que no harías en casa...).

Y como particularidad en este gimnasio incluye una ducha de agua fría. Solo fría. Sale un chorro enorme. La primera vez que fui, no lo sabía y estuve 5 minutos esperando a que se calentara. Entro un hombre y me dijo que ya podía esperar, que no calentaría nunca. Que era una ducha para el final. Antes de irte, te podías dar un último chapuzón de agua congelada. Cosa que yo no hago ni loco...

Pues bien, Hoy estaba en al ducha, y un hombre antes de irse, se dio un chapuzón, de hielo. Pensé: "joder, que pelotas!!". Menos mal que no lo dije en alto. Si no, vete a saber lo que hubiera pensado el tío...

Moraleja: Antes de hablar, piensa.

4 comentarios:

7a dijo...

jeje ten cuidao no se te ponga uno al lado con esas normas que se sacan de la manga y hace como el que se le cae el jabon para que tu lo cojas...el desenlace puede ser fatal...jajajaja

Un abrazo

Oso paciente dijo...

A mi me encanta un poquito de agua fría después de ducharme con agua caliente, aunque sólo un poquito.
Y si, no se en las duchas de las chicas, pero en las de los chicos hay muchas normas no escritas... jejeje

Liebre dijo...

"Antes de hablar, piensa"... habré dado veces ese consejo? yo creo que han sido miles de veces. Y creo que me han hecho caso solo una o ninuna vez.

Genial Coyote, como siempre.

Un fuerte y cálido abrazo desde el otro lado del charquito.

Anónimo dijo...

una duchita de agua fria siempre viene bien al final, refresca las ideas y activa la circulación, ademas de dejarosla chiquitita, jajaja. Bestes mi amor Xara