ROSQUILLETA en Barcelona

viernes, noviembre 17, 2006

De menú fabada!!!

Después de una dura mañana trabajando, llegamos a la hora en que mi colega Alex me llama para comer. En teoría comemos a la 13:30, pero generalmente no se puede aguantar y me llama el primero:
- ¿esta Juan?
- Que pasa golfete!!!
- Pues na…
Toda las conversaciones son iguales, un tanto estupidas. Pero siempre acabamos riéndonos.
- Yo hoy traigo cuscus
- Como ayer…
- Bueno, es que me acosté tarde… y no tenía muchas ganas de cocinar… y si, como ayer, pero ya verás que bueno!!!
- Tu si que vas a flipar con mi comida…
- ¿Nos vemos ahora en los hornos?
- Venga, hasta ahora, yo aviso a belen
- Ciao
Y hay termina una conversación que solo servía para decir que ya es la hora de comer, algo que ya sabíamos,… pero como el teléfono interno es gratuito… Alejandro viene del final del pasillo.

Creo que ya os comenté que mi despacho es algo así como un “zulo”. No me malinterpretéis, aquí se está bien, pero ni siquiera tenemos baño en esta planta…El caso es que hoy tenía fabada.

Si señores. Mi madre es asturiana y hace una fabada de escándalo. (un momento, no quiero que nadie piense que como la comida de taper de mi madre todos los días, pero claro, si un día vas a comer a casa de tus padres y hacen un fabada… diles tu que no…).
Os juro que me supo a gloria. Para mi era algo así como una comida de dioses, y hizo que ese pequeño cuartucho donde hay un enano microondas y esté lleno de aparatos, se convirtiera en un lugar casi mágico.

Disfrute como un poseso. He de reconocer que no lamí el “taper” porque comía con mis jefes, si no, vamos…Entonces me di cuenta lo mucho que echaba de menos a mi madre. Ya lo se, son súper importantes para nosotros, y todos somos conscientes pero se nos olvida decirles lo mucho que las queremos. No, no me importa que penséis que esto es un pastelón, pues esto es para ellas.Amor incondicional. Por cualquier lado. Mi profesor de filosofía de 3º nos decía que no hay ningún amor más grande que el de una madre hacia sus hijos. No se si será verdad, pero si no lo es, se acerca. Deberíamos cuidarlas, mimarlas más.Para mi mami, te quiero.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Como que conversaciones estúpidas por teléfono!!. Te vas a enterar, el lunes divagaré sobre Kafka, o algo por el estilo.

PS: Ya tengo blog, busca umschieden.

Anónimo dijo...

Perdona, teclea esto,será más fácil

http://umschieden.blogspot.com/

Anónimo dijo...

¡Muchas felicidades por superar las mil visitas, señor Rosquilleta! Podría usted pagarse un whisky para celebrarlo. O dos.

Anónimo dijo...

ay!!! las mamas... me has hecho pensar mucho en ella... la voy a llamar ahora mismo!!
un besito!
que tengas buena semana...

rosquilleta dijo...

genial, panidols,
será un placer verle por estas tierras, además de por los pasillos de nuestras catacumbas...

rosquilleta dijo...

y si, panidols, ya visité su blog y me parece genial.
un buen comienzo.
o visitaré amenudo.

rosquilleta dijo...

jajajaja,
muchas gracias señor groucho. Parte de culpa de estas mil visitas, son suyas, y la otra parte (como usted un día dijo...), la culpa es mia de no levantar el dedo de la tecla F5, jiji.
En resumen, que será un placer invitarle a un whisky, y a ser posible en todos los miles que cumpla.

rosquilleta dijo...

gracias electrika, si en cima de leerme, consigo que pienses mas en tu mama, creo que ya alcancé el cielo.
un besito y buena semana para ti también.

Unamadre dijo...

La verdad os he encontrado por casualidad. Soy una madre de un hijo que esta en su segundo día de su primer trabajo. Tiene que comer allí, y yo le voy a preparar los tupper, y buscando alternativas...y menús variados...he topado con la fabada y he leido el comentario. jejeje lo que una madre siente por un hijo va mas allá del amor incondicional, te lo aseguro. Me ha encantado ver que los hijos hablan de lo importantes que somos las madres, aunque no nos lo digais nunca.
Un saludo a todos

rosquilleta dijo...

muchisimas gracias unamadre.
se qu elo haceis con todo el amor qu esois capaces de hacer.
el otro día le pregunté a mi madre como se laba un sueter de lana a mano. enseguida me dijo qu eno me preocupara que ella misma me lo labaría.
no mama, no. dime como se laba, por que si no, nunca aprenderé a lavarlo.
a veces también teneis que dejar que los hijos se laven su propia ropa o se hagan su propia comida. son ellos los que tienen que aprender. eso demuestra lo fuertes que sois.
un abrazo con muchos mimos para todas las mamas del mundo.(pero el mas grande para mi mami...jeje)